Esta es la pregunta que nos hacemos a diario. La respuesta en la mayoría de los casos se limita a reseñar que va a ser un año difícil y duro, sin entrar en mucho detalle. Tenemos los cuatro  jinetes de la reactivación: la estabilidad/saneamiento financiero, el ajuste del gasto/equilibrio presupuestario, el crecimiento económico y la confianza, que es la clave, si no conseguimos domarlos habrá que releer a Blasco Ibañez, como mínimo. Por ello utilizando este post y hablando en términos generales intentare dar una lógica a esta respuesta de acuerdo a lo que estoy viendo. En mi opinión este año no va a ser el de los brotes verdes, sino todo lo contrario, para que engañarnos.  Aun así con ganas, una dosis de buena voluntad y mucha visión puede que nos sea más llevadero. Los primeros pasos, que espero que enmienden del nuevo gobierno me hacen llegar a esta conclusión.

LA PRIMERA MEDIDA que ha tomado el nuevo gobierno, subida de IRPF aplicando un gravamen complementario “temporal” en la escala del IRPF, era totalmente previsible a pesar de que en su programa, el Partido Popular, lo negase.  Para justificarlo aducen un desconocimiento del déficit provocado por las autonomías. Esta primera medida, muy en la línea de dar un golpe de efecto de que esto va en serio, va directa en contra de la línea de flotación del crecimiento. Se detrae dinero de la demanda interna con un carácter fuertemente multiplicador, para destinarlo a partidas que en ningún caso tendrán este efecto (o apenas ninguno). Adicionalmente, me pone los pelos de punta que unos gestores que deben conocer la situación de la empresa  de la que se van a  hacer cargo no supieran que esta tenía una desviación significativa que les obligaba a tomar medidas drásticas o que en el caso de conocerla la ocultaran a sus accionistas. Vuelven a minar la confianza de los súbditos, aunque como estamos en los 100 primeros días de gobierno lo asumimos estoicamente. Ya sea de una u otra manera esta primera medida no la veo bien gestionada y en ningún caso favorecerá los brotes verdes. Está claro que han priorizado el posicionamiento en la UE y la deuda soberana que a otro tipo de condicionantes,.. ellos verán, cual es el primer caballo al que se quieren subir.

Todo y con ello, preveo dos medias drásticas adicionales;

Subida del IVA: la recaudación con el gravamen anterior no va a ser suficiente para enjugar los límites de déficit y domar el caballo de la estabilidad/saneamiento financiero, tampoco la situación económica, el caballo del crecimiento ha desaparecido, va a favorecer una mayor recaudación. Por todo ello se verán obligados a recaudar, mal que les pese, mas mediante este impuesto. Y como se va a vender menos la única vía es aumentándolo.

La otra medida, que la anterior fomenta en aquellos que se pueden escapar por no ser asalariados sujetos a control, es la afloración de la economía sumergida. Como SEGUNDA MEDIDA plantean un Plan General de Control Tributario con el que se pretende recaudar hasta 8 mil millones de euros a lo largo de este nuevo año. Pido disculpas por mi ignorancia, pero creo que será muy difícil que este importe, por muy bien que lo haga nuestra Agencia Tributaria, se incorpore de forma real a los presupuestos del estado, salvo que sea como una anotación más a incumplir. Todo ello porque este tipo de procedimientos se alargan durante bastante tiempo y segundo porque no todos ellos se cobran. Llegados a este punto, la salida posible y que entiendo, disculpas anticipadas si me equivoco o yerro,  tiene muchos números de acaecer es la afloración de la economía sumergida mediante la aplicación de un peaje fiscal (¿amnistía fiscal?).

Debe haber algo en la doma de caballos que obviamente no se ver  y ellos ven y que contradice lo que me enseñaron en la facultad y en mis años de experiencia. ¿Con reducciones de la demanda interna, del gasto público, de la inversión y de las exportaciones se puede crecer?. Este no es el posibilismo del anterior gobierno sino la cuadratura del círculo cuántico.

A continuación la próxima medida a adoptar es la REFORMA LABORAL, por cierto espero que su aplicación no sea tan complicada como la del último contrato de prácticas laborales, que iba a fomentar la contratación de recién titulados y que a estas alturas no se puede utilizar. En este año y en el que viene  no espero mucho de la misma sea la que sea. Con lo comentado anteriormente el desempleo preveo que se ira a cerca del 25%. Todo ello por tres razones muy simplistas que parecen no tenerse en cuenta, aunque espero que lo hagan, por fácil que sea la contratación:

  • Que un empresario no contrata sino tiene clientes, vende y cobra, por mucha reforma que se haga. Para ello se necesita crecimiento ( más abajo veremos a ver quién lo financia)
  • Que el ajuste de la productividad vía salarios, que remedio no hay otra, se esta produciendo pero todavía está lejos de fomentar contrataciones netas ya que las plantillas que están actualmente en las empresas están blindadas a los cambios que se puedan producir.
  • Que se olvida quien es el que contrata en España, pensando que son las grandes empresas quien lo hace. Quien no ha trabajado y dirigido en una PYME no conoce España por muchos títulos y experiencia que tenga y si no la conoce como va a tomar decisiones acertadas.  Por ello me permito incluir este extracto del estudio “PYMES españolas con forma societaria” realizado por el Colegio de Registradores de España:

 “El estudio, entre sus principales conclusiones, vuelve a poner de relieve la importancia para el empleo que tiene las PYMES españolas, auténticos diques de contención a la hora de mantener el empleo en tiempos de crisis y de crearlo en tiempos de bonanza. El 99,9% de las unidades empresariales (excluidas agricultura y pesca) son de micro, pequeña o mediana dimensión y responden, aproximadamente y también en 2010, del 68% del valor añadido por el sector de empresas no financieras de la economía española y del 78% de su empleo total”

En definitiva todo lo anterior no ayuda a convencer al caballo de la confianza que se aproxime a nosotros. Máxime cuando para conseguir dar alimento a los cuatro caballos se necesita liquidez y financiación y quien lo facilitaba esta exhausto. Las actuales  líneas que está lanzando el gobierno son para efectuar pagos de acciones ya realizadas y/o de mantenimiento. O facilitan y aumentan  el crédito a las PYMES, en lugar de pensar tanto en las entidades públicas y/o entidades financieras, o por muchas medidas adicionales que se tomen los caballos se habrán hecho salvajes cuando se quieran dar cuenta. Y estoy hablando solo de mantener la economía no de crecer, aquí a lo mejor me vuelvo a equivocar y hay una nueva asignatura económica que desconozco, pero ¿cómo esperan crecer sin financiación que a su vez financie este crecimiento?

Bueno,… al final todo ello se basa en el caballo más etéreo, rápido y salvaje de los cuatro como es la confianza. Para ganársela hay que tomar las medidas con transparencia y credibilidad. Hasta ahora esto no ha sido así, van dosificando, no sea que los ciudadanos sean como niños y no puedan digerir la verdad de lo que está pasando. Se desboquen y acaben tomando decisiones propias.

Como conclusión para que todas las medidas que se vayan a adoptar nos lleven a una salida de la actual crisis el primer caballo que hay que domar es la confianza y esta se entiende no solo internacional, que ya lo han empezado a hacer sino la más importante, la nacional. Aumentando la confianza de los agentes intervinientes en la economía propiciara su crecimiento. Pero con buena voluntad  y palabras no bastara, tienen que montar y caer varias veces hasta que veamos y nos creamos que lo van a conseguir. En ese momento veré los brotes verdes.

© «by Felipe Santiago» Google

¿Cómo ira el año 2012?

Post navigation


One thought on “¿Cómo ira el año 2012?

  1. Hola Felipe,

    ¿No crees que subiendo el IRPF y posteriormente el IVA, el estímulo al consumo quedará totalmente asfixiado; aún más de lo que está?
    El que tenía algunos ahorros los agarrará más que nunca y las familias, las que quedan aún con trabajo, harán un ejercicio de congelación total del gasto.
    Lo indispensable y poco más.
    ¿El turismo interno, por ejemplo, se va a contraer este verano debido a que es un año más sin un respiro? ¿O mejor dicho, otro apretón al cinturón (IRPF + IVA) si este último llega antes de verano?
    Aunque también es verdad que sorprendentemente la playa es algo que a los españoles nos supera y sobrepasa nuestro esfuerzo de contención.

    Y creo firmemente que los bancos deben empezar a hacer circular crédito. Llevamos oyendo esto desde 2008. Las PYMES y familias llevan ya más de 3 años sin crédito. Salvando sus activos e inversiones. Intentando que no sea esto un cementerio de elefantes.
    Pero ahogados y sin poder invertir, producir y consumir.

    Queda claro que el caballo de la confianza es la palanca para que este país ande de nuevo. Pero para llegar a él tendremos que caminar por no sé que caminos, la verdad.
    Yo no querría ser el gobierno actual. Deben actual rápido y bien ya que están ante los 4 jinetes del apocalipsis.

Comments are closed.