En las dos últimas semanas he tenido varias entrevistas con diferentes emprendedores.  Sus proyectos van desde una empresa de distribución de productos farmacéuticos, a una clínica de fisioterapeutas, pasando por una empresa de fabricación y distribución de pasteles a domicilio, entre otros.

Algunos de los proyectos se han cocido en escuelas de negocios y otros no, pero hay un detalle que aparece en todos ellos: la (obsesión) minimización al máximo de las personas a contratar. Este denominador  común no es nuevo. Por ejemplo, en una compra  que estuvimos a punto de cerrar hace un par de años, una empresa de capital riesgo quería vender el back-office de una consultora que se encargaba de solicitar subvenciones y preparar toda la documentación relativa a la misma para los clientes que los contrataban. El front-office se lo querían quedar. Lo primero era intensivo en personas contratadas y extensivo geográficamente mientras que lo segundo era, simplemente, la facilitación de información agrupada  a los clientes que contrataban el servicio acerca de subvenciones y concursos, para lo que se usaba tecnología e internet como herramientas, con un mínimo de personal contratado. Costes crecientes versus costes decrecientes.  Coste marginal unitario tendente a cero versus coste marginal estático o con reducciones escalonadas, si eras hábil en la gestión. Muchos empleados versus ninguno.

Lo que me inquieta no es que los emprendedores quieran rentabilizar su dinero y que para ello busquen negocios en los que los costes sean mínimos de forma que permitan obtener beneficios, sino que lo que buscan, además, es no tener  gestionar personas. Los recursos, de que cualquier tipo, los puedes gestionar con técnica y conocimiento, gestionar personas requiere, además, otras habilidades. Y esta premisa, con los tiempos que corren, es la que están aplicando en lógica natural los emprendedores e inversores. Ves a  contactar a un business ángel  acerca de tu proyecto de negocio, si el mismo requiere que sea intensivo en contratación de personas, tu ángel se convertirá en polvo rápidamente.  La variable: personas está mal vista en los business plan actuales.

No estoy hablando solo de emprendedores, sino de grandes y medianas compañías de cualquier sector que buscan reducir al máximo la contratación de personas. Ya paso la época en que grandes empresas industriales se implantaban en España y contrataban grandes plantillas. Aunque hay excepciones, si llegan a fructificar, como la empresa china Chery que planea convertir Catalunya en su plataforma para conquistar el mercado euro mediterráneo. Los primeros vehículos  podrían ver la luz en el 2015 y el proyecto podría crear unos 3.000 puestos de trabajo, según la prensa y el gobierno catalán, veremos…Mientras Sony,  con 1030 empleados, cerrara  después de muchos años su planta de Viladecavalls y se va, dejándola para uso de Ficosa, ,  veremos…también.

Con esta tendencia que es obvia para cualquier persona, me pregunto ¿seremos capaces de volver a los porcentajes de casi pleno empleo anteriores a la crisis?. En mi modesta opinión, no. Creo que vamos por un camino, que a poco que recordéis, ya paso en los 80 y a principios de los 90, con porcentajes de desempleo del 23%, en el cual había dos mundos con poco trasvase. El de los parados de larga duración y el de los ocupados. Es decir el del paro estructural y el del paro temporal. Las  causas de tan simples que son dan miedo,  una es que se han ido incorporando unos trabajadores que no se correspondían con los perfiles que una economía en cambio (que previsiblemente no era sostenible…y en crisis) requiere, por lo que su adaptación, al nuevo modelo económico al que debemos ir, es muy costosa y difícil, sino imposible. La otra causa es nuestro mercado y sistema productivo, no vendemos lo suficiente al exterior ni hacemos que los del exterior vengan mas a comprar aquí.  En ambos casos por la menor competitividad y tipo de oferta que ofrecemos. Nuestras industrias se deslocalizan y nuestros servicios no atraen el gasto de los extranjeros como antaño.

Ante este panorama me permito  lanzar varios mensajes:

El primero a los emprendedores de que lo difícil no es gestionar personas, sino que lo difícil es gestionar proyectos que tengan una finalidad económica global y esto implica la contratación de personas y su implicación en un objetivo común. Que contraten y gestionen bien. No todo es ganar dinero, aunque sea necesario.

El segundo es un mensaje a los políticos para que piensen como educan a sus propios hijos y como los están preparando, para que esto mismo lo repliquen con los hijos del resto de la población, de forma que su capacitación sea útil a la sociedad y a la economía, ganando en empleabilidad.

El tercer mensaje es para los empresarios, que piensen que el I+D no es solo buscar una tecnología que nos abarate nuestros actuales modelos productivos o de servicios sino que el I+D debe servir para encontrar nuevos mercados y posibilidades que permitan contratar más personas.

Y, por último, el cuarto mensaje que es para todos nosotros; lo que no hagan los anteriores tres hazlo tú.

4 mensajes para solucionar el desempleo

Post navigation


3 thoughts on “4 mensajes para solucionar el desempleo

  1. EL otro dia estuve hablando con un buen amigo y proveedor mío de servicios publicitarios. Me comentaba que hace unos 5 años había llegado a tener en su agencia unos 14 empleados. Hoy en día tiene a menos de 5. Pero lo que más me sorprendió es su obsesión/obstinación en que jamás volvería a hacer crecer su plantilla. Pasara lo que pasara. Bajo ningún concepto, me decía.
    La verdad es que no se que pensar, o mejor dicho, me cuesta escribir lo que pienso pero considero que actualmente estamos en el «otro lado del péndulo» y nos va a costar muy mucho volver a etapas anteriores. Quizás no porque no se pueda volver, sino porque no queremos de ninguna de las maneras.
    un saludo.

  2. Manuel, por desgracia el comentario/obstinación de tu amigo es un problema comun entre los empresarios de PYMES que de no resolverse retardara la salida de la crisis.

Comments are closed.