No se quienes serán mas culpables de la actual situación de Bankia, los que la pensaron, los que la indujeron o los que la canalizaron. Lo que está claro que al inversionista que acudió a la OPV de Bankia, mal aconsejado, ha perdido parte de sus ahorros. Mas o menos, según los expertos, unos 400.000 que ya han perdido un 50% de su inversión hasta ahora. Ahora vendrán las demandas y con razón.  Aunque esta claro que será difícil, ya que si estos 400.000 accionistas se hubiesen leído las  83¡¡¡ paginas del Folleto Informativo de  la OFERTA PÚBLICA DE SUSCRIPCIÓN Y ADMISIÓN A NEGOCIACIÓN DE ACCIONES DE BANKIA, S.A. no creo que hubiesen invertido en el mismo, es el manual del inversionista arriesgado.  ¿De quien es la culpa?. Pasopalabra.

Y es que para cualquier persona que entienda un poco, esta OPV salía ya con las letras marcadas. Los jugadores desconocían el significado de los movimientos que el mercado tenía y su único objetivo era que fuese pasando el tiempo con el fin de ver si despejaba y sabían las respuestas. Por ello pasara a la historia como la OPV del PASOPALABRA (por ser correctos).  

A de Auditores. En una OPV intervienen los colocadores, bancos de inversión, los propietarios de las acciones, los organismos reguladores de la administración, los cuidadores que mantendrán el precio del valor una vez la acción cotice, los abogados  y los auditores. Estos últimos habían dado por bueno el valor de Bankia en los 11 meses anteriores, como mínimo en dos ocasiones. Ahora resulta que  los activos necesitaban una dotación adicional de 3500 millones y el escudo fiscal es de papel de celofán. ¿Qué ha pasado para que en unos meses la auditora que dio por buena la información financiera , ahora no quiera refrendarla?. Pasopalabra.

B de Burócratas. Qué decir de nuestros reguladores, me remito a las declaraciones respecto a determinadas personas del Banco de España y de la CNMV, ¿Tampoco tenían toda la información de la OPV?. Pasopalabra.

C de Consejeros. Alguno de los colocadores de la OPV, que evidentemente  hace 11 meses  recomendaban comprar, ahora no saben donde colocar su precio objetivo. Recomiendo dar una vuelta por Internet y rescatar las recomendaciones de algunos” gurús” entonces y las que harán ahora. ¿Tan mal informados estaban?. Pasopalabra.

D de Desinformación. Ya que sabiendo que el tramo minorista era de alrededor del 60%, lo permitieron. Se ve que era difícil de convencer a los institucionales de la bondad de la inversión. Volvemos a lo de siempre, los ciudadanos no son capaces de asumir determinada información por lo que mejor se va poco a poco en su dosificación. ¿Querían hacer ricos a los particulares en detrimento de los institucionales?. Pasopalabra.

Para que seguir ya que llenaríamos todas las letras del abecedario. Los principales motivos por los que una compañía realiza una OPV de sus acciones es el acceso a una fuente de financiación que le permita seguir creciendo, ya sea mediante adquisiciones o búsqueda de nuevos mercados permitiendo además que sus accionistas/inversionistas tengan liquidez en la venta de las acciones que poseen. Adicionalmente coloca a la compañía en un entorno de visibilidad con clientes, proveedores y empleados que la beneficia. En el caso de Bankia, salvo el objetivo de diluir su capital y potencial perdida (beneficios?..) entre el inversor particular, no soy capaz de ver los beneficios de esa OPV. Bueno, si lo de pasopalabra y ganar tiempo a ver si aparecía algo que les salvase de la quema.

Y es que si uno mira las OPV de los últimos 15 años en España vera una novela de intrigas, poder, dinero y ambición que sirven para varios guiones de secuelas de Wall Street. Aunque siempre aparece un denominador común; los inversionistas particulares salen casi siempre escaldados. Ahí está la   histórica y mítica OPV de TERRA, cuya vida fue sesgada por su propia creadora, Telefónica, al hacerle la competencia en el mercado ADSL que era su principal fuente de ingresos. Eso si, lo hizo después de la OPV.  No tuvieron suficiente y volvieron a repetir con TPI y Telefónica Móviles y es que cuando un negocio sale bien hay que repetirlo, aunque con Atento tendrán que esperar un poco. Por cierto ninguna de las tres mencionadas anteriormente cotiza actualmente. También tenemos a Iberdrola Renovables e Iberdrola, o las del tirón inmobiliario Renta Corporación, Astroc, Riofisa y Parquesol. Las de energía renovable como Solaria y Gamesa, las financieras como Criteria y un sinfín más. En definitiva la información de la que va a disponer un inversor particular en el juego de las OPV es totalmente asimétrica por lo que va a tener que ir pasandopalabra  en la mayoría de las ocasiones ya que nunca va conocer la respuesta y siempre va a necesitar más tiempo para conocerla. Si esta información asimétrica ya se produce entre los promotores de la OPV, el inversor particular es un mero decorado.

La buena fe y responsabilidad de los intervinientes en una OPV es fundamental, de forma que busquen los objetivos de crecimiento de una compañía mediante la búsqueda de nuevos accionistas que participen del crecimiento que su aportación producirá. Y no busquen una forma de enriquecimiento mediante la venta fraccionada del negocio, ya maduro, de forma que la propiedad queda diluida y el problema también.

Ahora vendrán, cuando vengan tiempos mejores, las OPV  que podrían ser las más grandes de la historia económica de  España, con el permiso de Amadeus, la de Loterías y AENA. Esperemos que los intervinientes en estas OPV no pasenpalabra y piensen en el inversor particular como un socio y no como alguien a quien sacarle el último céntimo de euro en la colocación.

© «by Felipe Santiago» Google

BANKIA. Juego del Pasapalabra.

Post navigation