Vuelvo de China con la impresión de que llego tarde a algún sitio. Mi asistencia al IE International Update Business in China que organizaba el Instituto de Empresa www.ie.edu conjuntamente con la  Fudan University www.fudan.edu.cn me ha facilitado el contacto con la realidad urbana de Shanghai y Beijing. Que se puede decir de dos ciudades que con una población de cerca de 42 millones de personas  que totalizan más de la mitad de la población total de España, pues nada más que la verdad, que van muy rápido, aprenden mejor y son constantes.

El nivel de gestión de los emprendedores y directivos chinos que he conocido estos días está a la misma altura o mejor que el de cualquier manager occidental, con la ventaja de que están en su mercado de referencia. La mentalidad es abierta  y con ganas de aprender y hacer. Cuántas empresas han creado joint ventures pensando que iban a introducirse en el mercado chino así sin mas y ahora se están viendo superadas por la propia competencia China. Un ejemplo; el sector de la automoción, excepto a Honda al resto de los fabricantes occidentales les obligaron a crear asociaciones con fabricantes locales con un máximo del 50% de participación……… hoy ya vemos como el fabricante chino Geely http://www.geely.com ha adquirido la emblemática y “segura” Volvo, con ello se empieza a culminar lo que será un gran jugador internacional.

Es la sensación de haber sido invitado a una fiesta gigantesca en un club social pero solo mientras es Happy Hour, cuando esta se empieza a animar tu tiempo se ha acabado.

Además de las propias barreras de entrada a un nuevo mercado y la ya sabida compleja  interrelación con el gobierno central y con las múltiples autoridades regionales, provinciales, de ciudades y de distritos que una empresa se encontrara en China,  hay una que es muy importante: las personas. La misma al ser una barrera de entrada que tiene bastante de intangible se hace de difícil gestión. Como se dice “todo es posible en China, pero nada es fácil”.

Al referirme a personas me refiero a como interactuamos con ellas desde dos puntos de vista. Uno HARD, que tiene que tener las siguientes previsiones en cuanto al mercado de trabajo en China:

  • Pequeño número de candidatos.
  • No existe casi desempleo.
  • Dificultades para detectar e incorporar personal cualificado.
  • Existe una alta rotación entre el personal joven cualificado.
  • Los salarios en posiciones claves pueden ser similares a los pagados en occidente. Los salarios que se exigen en las compañías occidentales implantadas en China suelen ser superiores a los exigidos en compañías competidoras locales.
  • La plantilla evita la toma de decisiones y responsabilidades
  • El idioma: El problema no es que en China se hable o utilice poco inglés, sino que los managers occidentales hablen poco (o nada) de los diferentes dialectos, en especial el mandarín.

Y otro SOFT, cuya visión debo agradecer a la profesora Xiaoya Lang de la School of Management de la Fudan University  y que para mí es lo verdaderamente curioso y diferencial respecto a occidente, en cuanto a la forma que las personas se relacionan a la hora de hacer negocios en China de acuerdo a estos puntos principales:

GUANXI (RELACIONES PERSONALES): como forma de construir relaciones y lazos con las personas de tu entorno. Es un concepto diferente al occidental del networking, ya que este se basa en la información y poder de decisión de las personas en un ambiente de negocios versus al concepto chino que pone en primer lugar las personas y su circulo social, familiar y de amistades.

ZHONGJIAN REN (EL INTERMEDIARIO): Los chinos ven a los occidentales con desconfianza, no se fían y prefieren que haya alguien entre medio de las partes que tenga su total confianza.

SHEHUI DENGJI (ESTATUS SOCIAL): Los chinos son formales en sus relaciones tratan con obediencia y deferencia a sus superiores, aun mas en público o en reuniones de negocio o trabajo.

RENJI HEXIE (ARMONIA INTERPERSONAL): Las relaciones con los demás tienen que ser armoniosas y evitan la búsqueda de conflictos.

ZHENGTI GUANNIAN (PENSAMIENTO HOLISTICO): Mientras los occidentales negociamos siguiendo una línea que intenta paquetizar o dividir los puntos (por ej.: Precios, garantías, entregas, calidad,…) a tratar, los chinos tienden a hablar de todas estos puntos a la vez dándonos una imagen de que no se está negociando nada o de que la negociación no es seria.

JIEJIAN (FRUGALIDAD): China ha tenido largos periodos de inestabilidad y luchas, esto ha enseñado a la gente a ahorrar en todo y obviamente a regatear en todo.

MIANZI (IMAGEN): La reputación personal y social es importantísima, cualquier detalle, aunque no sea intencionado, que pudiese menoscabarla puede dar al traste con cualquier negocio o relación.

CHIKU NAILAO (TENACIDAD): En contrapartida a la visión occidental de que el talento es la llave para el éxito en China es más importante el trabajo ético y ven la tenacidad y la diligencia como algo muy importante y honorable.

En definitiva tenemos que ir muy abiertos tanto de mente como de prejuicios, no es el mercado chino el que se debe adaptar el modo occidental sino nosotros adaptarnos al suyo. Y una advertencia; en China están muy avanzados en los modos y maneras de gestionar occidentales, por el contrario los occidentales somos ignorantes del modo de gestionar chino.

Animo y buena HAPPY HOUR, proverbio chino dice que “una persona sin sonrisa no puede ni debe montar una tienda”,..por algo será.

China, Happy Hour

Post navigation