En la gestión de empresas hay un tema que no podemos olvidar y que nos marca el camino a seguir en nuestra estrategia de recursos humanos, por muy avanzada que este la compañía en este ámbito y son las reglas que rigen el Mercado de Trabajo.

Gracias al Circulo de Economía  y bajo el Ciclo de Diálogos Preelectorales se han celebrado unas conferencias con políticos catalanes, a los que en entre otras cosas, se les ha preguntado por la conveniencia o no de afrontar la ya repetida Reforma laboral en España.

No es de mi interés opinar sobre el posicionamiento de cada político acerca de este tema, pero creo que es bueno tener una referencia de las ideas que cada uno de ellos tienen acerca del problema del desempleo y de la conveniencia o no de aplicar reformas laborales a nuestro mercado de trabajo. Que cada uno saque sus conclusiones y no se aplique el Efecto Mateo; “Porque al que tiene se le dará y abundará; pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le quitara” (Mateo, 25, 29).

José Montilla. Presidente de la Generalitat de Catalunya.

Reforma Laboral: mediante la introducción de incentivos en el mercado de trabajo: revisión de los modelos de contrato, incentivando la movilidad de trabajadores, revisando los procesos de negociación colectiva, estimulando la relación laboral estable y reduciendo la dualidad entre contratos fijos y eventuales.

Joan Puigcercos. Presidente Esquerra Republicana de Catalunya.

Sugiere un marco más flexible pero también más seguro, es decir el Gobierno debe reflexionar si prefiere tener a mucha gente cobrando del INEM o un INEM ayudando a las empresas a contratar; por ejemplo que el INEM pueda pagar media jornada a un trabajador a quien su empresa no pueda pagarle un salario de jornada completa.

Artur Mas. Presidente de Convergència i Unió.

Plantea que la reforma es hoy más necesaria que nunca y no puede frenarla los miedos a represalias políticas, porque si no se agravarían los problemas de paro, precariedad y absentismo, que representan, hoy, un cáncer para el sistema. Su partido acaba de presentar en el congreso de los diputados una propuesta con siete puntos para la reforma del mercado laboral  entre las que se plantean soluciones para reducir la dualidad del modelo de contratación y para luchar contra la precariedad. Ello debe comportar un mayor impulso o incluso generalización- del contrato de fomento, Reforzar la contratación a tiempo parcial y luchar contra el paro juvenil. Urge afrontar una revisión a fondo del contrato en prácticas y para la formación. Reformar la política de bonificaciones a la contratación, la actual no sirve para estimular el empleo. Mejorar los mecanismos de negociación colectiva para acercarlos a la empresa; facilitar la movilidad interna; flexibilizar jornadas; avanzar en la igualdad hombre-mujer. Luchar contra el absentismo y controlar mejor la incapacidad temporal.

Alicia Sánchez-Camacho. Presidenta del Partido Popular de Catalunya.

Considera imperativa la reforma laboral para superar la situación actual motivada por un mercado laboral excesivamente rígido. Propone para ello la reforma de la obsoleta negociación colectiva, eliminar la dualidad contractual del mercado de trabajo, recuperando por ejemplo el contrato de aprendizaje (que desapareció precisamente a iniciativas del Partido Popular). Reformar el sistema de indemnización, introduciendo fórmulas progresivas que lo aumenten en función del rendimiento y lealtad del trabajador hacia la empresa.

Joan Herrera. Secretario General del ICV.

Entiende que, antes de reformar el mercado laboral, hay que abordar una reforma fiscal, progresiva y verde, en la que los que tienen más margen paguen más. Duda de que reducir la indemnización pueda generar más empleo, y critica al Gobierno porque ha asumido el discurso de la patronal de abaratar el despido. Proponiendo una reforma del sector financiero para que el crédito llegue a familias y empresas.

El efecto Mateo, la Reforma Laboral y los Políticos

Post navigation