Con los tiempos que corren parece que a los emprendedores les han hecho un Shanghai, termino marinero utilizado en el S. XIX, para describir el secuestro de marineros en puerto para subirlos inconscientes al barco, de forma que cuando se despertasen, ya en alta mar, no tuviesen mas remedio que continuar a bordo haciendo todo tipo de trabajos hasta que llegasen a puerto, normalmente a Shanghai. Ver http://en.wikipedia.org/wiki/Shanghaiing

A fin de animar un poco a los emprendedores, y mezclar nuevas y viejas ideas de negocio, les propongo que examinen La Larga Cola Del Océano. Conjunción de dos apasionantes estrategias:

The Long Tail lanzada por Chris Anderson: por la que y de forma simplificada te dice que la Ley de Pareto al revés es un gran negocio, ya que si el 80% de las ventas de un mercado  la tienes con el 20% de clientes quiere decir que hay un 20% de las ventas de ese mercado que se realizan en el 80% de clientes. Obviamente este último mercado no es deseado por los intervinientes en el mismo y esta desatendido, todos compiten en el mercado del 80% de las ventas. Hasta que apareció Internet y consolido sectores, ya que la complejidad y baja rentabilidad de atender a clientes que compraban poco era costosísimo y mediante Internet se solucionaba. Ejemplo Amazon en la que más de la mitad de las ventas de libros que realiza corresponden a libros que no están en los 130.000 primeros clasificados. El dinero está en la venta al detalle de los descatalogados, si eres capaz de ser el único o mayoritario proveedor como es el caso. Es el negocio del nicho.

Blue Oceans por parte de W. Chan Kim y Renée Mabourgne, que denomina océanos azules aquellos mercados nuevos que no han sido identificados por la competencia de forma que nos permita generar alguna barrera de entrada por lo que siendo el único proveedor obviamente generaremos mejores resultados con un crecimiento sostenible en contra de los llamados océanos rojos que son los mercados conocidos, el ejemplo es El Cirque du Soleil. La clave está en aportar valor al cliente mediante cosas que en ese mercado nunca se habían hecho.

Cuál es el nuevo océano azul con una larga cola?  Aquellos mercados con demanda desagregada, dispersa y con baja repetición de compra.  Se debe aplicar una visión del mercado  global, no hay que pensar de forma local o unitaria. Por ejemplo: Podría ser  el mercado de pequeños arreglos, todos aquellos oficios que han desaparecido porque no han podido agregar la suficiente demanda para subsistir. Sí, me refiero a esos joyeros que te arreglaban o montaban una joya, al carpintero que te hacia un pequeño mueble,   todo ello siempre y cuando seas capaz de agregar la mayor parte de la demanda individual existente y satisfacerla aportando valor a esos clientes.

Otro ejemplo seria  el mercado de asesoramiento legal y jurídico, si se es capaz de agregar la demanda de servicios legales que realizan los particulares de forma puntual y satisfacerla has creado un océano azul que es rentable desde el momento que consigues aglutinar la demanda dispersa y ocasional, siendo la cola de demanda larguísima, Dentro de este ámbito los casos de separación y divorcio o las herencias serian paradigmáticos.

En definitiva de lo que se trata es  convertir a aquellos no emprendedores en emprendedores y para ello nada mejor que hacerles reflexionar que no está todo pensado e inventado y que siempre hay nuevas formas de hacer negocio. Lo único que hace falta es mirar con ojos diferentes, de marinero emprendedor, lo que se mueve alrededor tuyo detectando demanda rentable  insatisfecha y/o desatendida.

El emprendedor marinero o la larga cola del océano azul

Post navigation