He visto a Mario Conde ( http://www.marioconde.org/blog/autor/ ) desde otra perspectiva y no como ex accionista de Banesto. Me ha gustado. Asistí al almuerzo y posterior coloquio con él,  bajo el titulo “Crisis Financiera. Nuevos Paradigmas”.

Hubo dos cosas que me llamaron la atención antes de que se iniciara el coloquio; el poder de convocatoria que tiene en general y el atractivo que ejerce sobre el público femenino en particular.

Ver a una persona paradigma del poder financiero español de los años 90, que ascendió y disfruto de los parabienes empresariales, que descendió a los infiernos pero que actualmente tiene un proyecto de vida personal que le ha hecho rehacerse y empezar de nuevo, es todo un ejemplo. Independientemente de si estas o no de acuerdo con sus ideas y planteamientos.

Su conversación fue desfilando por diferentes pasillos y cautivo al público asistente, hizo amagos amables a diferentes conocidos que estaban presentes y consiguió redondear una faena que mas quisiera algún diestro. Porque Mario Conde tiene algo de torero, primero en los negocios y ahora con la vida.

Recordó su admiración por la sociedad catalana, admitiendo que su experiencia durante estos últimos años le ha permitido vivir con lo superior… y con los demás hombres. Su exposición inicial fue algo mística, es un aspirante a la libertad porque se conoce a si mismo y posee un sentido trascendente del hombre.

Con este primer planteamiento enlazo con la temática propuesta, la actual crisis viene dada por nuestro comportamiento y modo de pensar. Es decir por nuestros valores que permitieron que la crisis financiera se produjese.

El concepto de riqueza financiera (La riqueza financiera de las familias en España ) que se acuño en estos pasados años de pelotazos y especulación, y que facilito que el enriquecimiento no productivo y la avaricia minaran los valores individuales de las personas provocando la actual crisis, es una falacia.

El sistema financiero, en aras de la riqueza financiera, pregonaba que el tamaño era lo más importante, que producía eficiencia. Pero, ¿eficiencia para quién?, ¿para qué?. De los bancos que existían de su época de Banesto solo quedan tres megabancos.  ¿Perseguían la inmunidad del tamaño?.   Y es que como se ha visto ahora, son tan grandes que no se pueden dejar caer. Muy interesante este punto y coincidente con la declaración de Barack Obama el pasado 17 de abril acerca del sistema financiero y su posicionamiento actual coincidente con la idea apuntada por Mario Conde. Ver video http://www.whitehouse.gov/photos-and-video/video/weekly-address-holding-wall-street-accountable

Prosiguió ensalzando el valor social del crédito que no están aplicando actualmente las entidades financieras, estas tienen que volver a un suministro del crédito en situación de normalidad, facilitando que el tejido empresarial se rehaga y contrate de nuevo. Están ahogando las empresas y a los emprendedores, por ello aquello de “zapatero a tus zapatos”, es lo que la banca debería hacer, volver a su negocio tradicional es decir a intermediar y a facilitar el crédito.

Finalmente y en el mensaje de replanteamiento de valores que debíamos hacer para salir de la actual crisis, definió a la universidad como caldo de cultivo para estas nuevas ideas y como jugadora activa en el replanteamiento de valores.

En definitiva con sus palabras Mario Conde quería que nos parasemos y de forma introspectiva valorásemos en que medida nuestra acciones y posiciones del pasado no habían llevado a esta situación de crisis para inducirnos a cambiar las mismas desde un nuevo enfoque.

El que quiera profundizar en la figura de Mario Conde le recomiendo leer “EL SISTEMA, mi experiencia del poder (1994)”, “MEMORIAS DE UN PRESO (2009)”,  “LA PALABRA Y EL TAO (2008)” y “COSAS DEL CAMINO (2009)”

Mario Conde, un camino de cosas…

Post navigation