Trabajando como headhunter he conocido muchas personas, he colaborado con bastantes empresas y he hecho muy buenas amistades. Este trabajo te enriquece, te hace ver la vida desde una óptica un poco diferente a la habitual, ya que intentas ver los valores de las personas, el porqué de sus actuaciones, sus proyectos y esperanzas.  El trato con personas hace que cada día sea diferente, aprendas más y que cada día sea más divertido que el anterior y aunque el sector está teniendo una dinámica diferente en cuanto a negocio,  no ha sido así en cuanto a experiencias. He refrescado algunas de las  vividas con candidatos, que no todas, ocurridas en estos dos últimos años que me agradaría compartir con vosotros:

El Camaleónico

Hay veces que una imagen vale más que mil palabras pero en ocasiones las imágenes distorsionan el contenido, como en un proceso en el que un candidato me envió por diferentes vías su perfil profesional con fotografía incluida. Cuando al recibirlos los contraste, no me lo podía creer, el perfil era el mismo pero las fotografías eran de personas diferentes. No quise indagar más.

El Falsificador

Una recomendación que siempre se da a los candidatos es que no mientan en su historial profesional. A pesar de ello hay verdaderos especialistas que son muy difíciles de detectar, como el caso de un candidato que había falsificado perfectamente un titulo de MBA emitido por una reconocida escuela de negocios. Al chequearlo con la escuela de negocios nunca había cursado estudios en la misma. Al candidato le recomendamos que dejara la ingeniería y se dedicase al arte.

El Vendedor

Un vendedor es aquella persona que aprovecha cualquier oportunidad de contacto para informarte de las ventajas o beneficios que obtendrías si le adquieres el producto que comercializa, como el caso de un supuesto candidato que aprovechando el momento de la entrevista procedió a informarnos de los productos que él representaba realizando una simulación in situ de los mismos.  Obviamente se autodescarto del proceso pero le compramos varios de los productos que vendía y lo incluimos como candidato estrella en el área comercial.

El Sincero

En el caso contrario al falsificador hay candidatos que por su sinceridad pueden llegar a conmover, como en el caso que nos encontramos al realizar  una primera entrevista a un candidato.  Cuando le preguntamos cuál era el motivo por el que había decidido cambiar de empresa, nos explico que no se llevaba bien con su jefe y había llegado a las ‘’manos’’ con él. Desistimos de pedir referencias a su antigua empresa.

El Talibán

Hay candidatos, no es que sean muy habituales, pero cuando aparecen preocupan. Su técnica para ser seleccionados es la amenaza, ya sea con referencias a personas  importantes que en el caso de que no lo seleccionemos nuestro negocio vera como se le cierran todas las puertas, a candidatos, si se puede decir menos sutiles, que directamente te avisan que en el caso de no ser seleccionados… Alguien se había creído que la profesión de headhunter, nunca mejor dicho, no era peligrosa.

El Poliglota

Respecto al tema de idiomas algunos candidatos, los menos, no lo llevan bien y en algunos casos nos encontramos, que como mínimo, tienen miedo escénico.  En casos que nos indican un alto nivel de inglés, por ejemplo, con lo que automáticamente cambiamos el idioma de la entrevista y nos encontramos que la entrevista se ralentiza hasta finalizar. La respuesta socorrida es el alto dominio de forma lectora pero que hace tiempo que no se practica la forma hablada. En el caso de que la vacante a cubrir requiera el dominio de más de un idioma extranjero, la avidez lectora del candidato es proporcional al nivel exigido del mismo.

El Detective

Es cierto que las personas con un grado de curiosidad y con ganas de aprender están valorados por los clientes, aunque en un caso que me encontré se podría calificar de extremo, ya que al iniciar la entrevista con el candidato este saco un papel con una serie de preguntas sobre mi perfil profesional, donde vivía, etc, etc,. Al mostrar mi sorpresa mi estimado amigo me indico que era un tema de reciprocidad y que antes quería conocer  en profundidad con quien estaba hablando. Después, de dos cafés y  de explicarle en detalle mi vida nos hicimos amigos, aunque desistí de presentarlo como candidato.

El Astronauta

La toma de decisiones es un momento crítico en la vida de un directivo. Los hay que no tienen ningún miedo cuando deciden, otros no deciden nunca porque necesitan multitud de información para tomar una decisión y los hay que una vez tomada la decisión les entra un miedo irrefrenable, como de ciencia ficción alienígena que les hace desdecirse de la decisión tomada. Este fue el caso de un candidato finalista que en un proceso de selección bastante largo que nos dio la oportunidad de conocernos bastante bien y de que el mismo intimase con el cliente, después de despedirse de su anterior empresa, en el mismo día de su incorporación a su nueva compañía y ya en el que sería su despacho me llamo autodescartandose del proceso porque no se veía preparado. Después de una larga conversación sobre lo bueno, lo divino y una reafirmación del yo profunda, abordo su nueva compañía (¿nave espacial?), de esto hace ya dos años y los resultados que ha ido obteniendo han sido inmejorables.

El Viajero

Otro de los consejos que los seleccionadores dan a la hora de confeccionar el currículum vitae es que el mismo sea consistente y que de haber espacios por inactividad los mismos sean lógicos y relacionados con la actividad profesional. Este fue el caso que me encontré hace unos meses en el que un candidato  presentaba un hueco cronológico de unos 17 meses en su historial, al preguntarle por el mismo me  explico que se había ido de viaje de vacaciones y en un visto y no visto el viaje se le había alargado lo que le había permitido ver innumerables países y lugares, de los que me dio amplias referencias y descripciones. Dado que la vacante era como consultor de viajes para una conocida agencia le presentamos como candidato finalista al cliente siendo escogido por este. Nuestro candidato había obviado su experiencia viajera, siendo esta clave para el puesto a cubrir¡¡¡

El Caradura

Hay casos en los que la inventiva y desparpajo humano no tiene límites. Seleccionando un director financiero, se nos presenta una persona en nuestra oficina para realizar una entrevista que tenía confirmada. Facilita sus datos en recepción y pregunta por mí. Al entrar en la sala me doy cuenta que nos es la misma persona que había entrevistado en una primera entrevista hacia una semana. Parece ser que era compañero de trabajo de la persona que estábamos entrevistando y de forma intencionada se había enterado del proceso que estaba realizando su compañero, considerándose más preparado y con mejores opciones que el mismo por lo que había optado por la vía rápida para colarse y obtener una entrevista. En la salida se cruzo con su compañero que justo llegaba a la cita,…sin comentarios…imaginaros.

Mis queridos candidatos: Anécdotas de un Headhunter

Post navigation


4 thoughts on “Mis queridos candidatos: Anécdotas de un Headhunter

  1. Hola Felipe!

    Exelente material para mirar con ojos nuevos!

    Un placer leerte.Pertenezco al tipo de Trabajadora viajera…Siempre integro trabajo de capacitacioncon placer y paseos por el lugar que visito.

    Saludos desde America Latina Patricia Mollá

  2. Margarita Torres-Head Hunter

    Como head hunter quiero compartir la anécdota del perfil detective.

    Son bastantes los candidatos que cuando adquieren un cierto nivel de especialización, conocimientos y experiencia profesional, cuando llegan a la entrevista les gusta más preguntar acerca del puesto de trabajo que responder.

    La semana pasada entrevisté un candidato que a los dos minutos de sentarse y saludarnos me pregunta: ¿perdona, entiendo que podré preguntarte yo también en esta entrevista? a lo que respondí, claro por supuesto. Me fué algo dificil reconducirlo a la estructura de entrevista que tenía planteada, pero al final todo llegó a buen puerto.

Comments are closed.