Últimamente, como consecuencia  de la actual situación económica, percibo que entre algunos directivos y profesionales existe una especie de desorientación acerca de cómo afrontar la incertidumbre de  la actual situación económica.  Es muy tenue, pero no quiero pasar sobre ella sin proponer dos visiones que ayuden a disiparla.

La primera es para aquellos directivos que se sienten que están escalando una pared vertical, que están solos, que ven que la cima está lejos, que por debajo tienen el suelo que les  llama, que el tiempo y las circunstancias no les acompañan, que mirando a los lados ven compañeros que se han caído, que las fuerzas flaquean y que empiezan a mirar a otro lado. Les recomiendo que vean a Alex Honnold,  http://natgeoadventure.tv/Post.aspx?Id=24672 ,portentoso, IMPRESIONANTES sus escaladas en solo libre. Ya basta de mirar a otro lado, hay mirar otra vez hacia arriba, volveros a concentrar y auto motivaros, conseguirlo. Como lo hace Alex. Con concentración, estudiando el mercado, evaluando opciones y nuevas ideas. No sube por una vía sin previamente estudiarla. Aquellos que penséis que no es lo mismo, que la pared es estática, y las situaciones empresariales son dinámicas pensar que en ambos casos se requiere anticipación.

El directivo tiene que anticiparse, conocer hacia dónde va y que quiere, tiene que plantearse situaciones imprevistas o desconocidas. ¿Pero si son desconocidas como las voy a anticipar? Pues viendo la realidad de diferente manera.

No es que este mal ir a escuelas de negocio y hacer másteres, pero al final la forma de gestionar que nos enseñan es la misma para todos y con la misma la forma de acercarse a un problema y solucionarlo. Es decir, más de lo mismo y eso ya no funciona. En la escalada de solo libre el riesgo de accidentarse es altísimo, no sabes que va a pasar mientras subes la pared. ¿Es un loco Alex Honnold? No, ha mentalizado y minimizado el miedo, permitiéndole concentrarse en lo esencial, de forma que puede anticipar cada avance.

El directivo, juega con red, pero mentalmente tiene que hacer escalada en solo libre y subir hacia arriba. Hay que dejarse de recetas de los demás, hay que utilizar las propias, pero siguiendo pautas distintas. Planteando ideas nuevas y diferentes, ya que nuestra forma de gestionar ha sido siempre la misma y ahora toca cambiarla. Hay que poseer una gran seguridad en uno mismo y un alto grado de autoconocimiento sino no subes. Atrévete o se atreverá otro, recuerda que estas en mitad de la pared, SUBE¡¡¡. SIN MIEDO Y CON VITALIDAD.

L a segunda es para aquellos directivos que creen que su carrera profesional se ha acabado, que todo se les hace cuesta arriba, que sus antiguos clientes y compañeros han dejado de contestarles las llamadas, que se cuestionan porque no hicieron aquello o aquello otro, que lo que habían aprendido el mercado no lo valora, que piensan que sus conocimientos están caducos y que no tienen claro su futuro. Les recomiendo que adopten la  filosofía de Julián Bernal, www.elpais.es fallecido el pasado mes de marzo con 91 años, EJEMPLAR.  Empezó a practicar el atletismo con 78 años, obteniendo el campeonato del mundo de 5000 metros en su categoría con 86 años, medalla de bronce de 5000 metros en  el mundial de Italia y con 87 años batió el record del mundo en 3000 metros en la categoría de mayores de 85 años.

El directivo tiene que auto conocerse, saber sus limitaciones y virtudes para en cada momento saber reinventarse. La carrera profesional es una carrera de fondo, con sus cambios laterales, encumbramientos y descensos, hay que saber gestionarla y disfrutarla.  No hay que pensar que se acaba una etapa sino que es una oportunidad para empezar una nueva, que nos llevara más lejos en nuestro desarrollo. La carrera profesional se acaba cuando uno quiere que se acabe, EMPIEZA DE NUEVO¡¡¡. SIN MIEDO Y CON VITALIDAD.

Sin miedo y con vitalidad

Post navigation


One thought on “Sin miedo y con vitalidad

Comments are closed.