La dependencia que nuestra economía  está  adquiriendo de determinadas  materias primas y fuentes de energía me hace decir que nuestro modelo económico no es sostenible. El sueño de cualquier investigador es encontrar una fuente de energía mejorada, ilimitada, limpia y barata o encontrar recursos baratos, útiles, limpios e ilimitados. Como principal recurso limitado destacaría  el agua y el aire (a sabiendas  de que el oxigeno es el primer elemento mas abundante en la corteza terrestre), a partir de estos recursos básicos entramos ya en recursos que necesita nuestra economía para mantener nuestro prodigioso avance tecnológico.

La concesión del  premio nobel de física 2010 a Andre Geim y Konstantin Novoselov, científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) por sus trabajos sobre el grafeno, reconoce la labor de investigadores con el objetivo de trasladar estos descubrimientos al mundo económico.  Este material que según indican algunos  medios será un recurso con multitud de aplicaciones aún desconocidas, permite ya desarrollar pantallas táctiles que podrán  doblarse y enrollarse hasta ocupar un espacio mínimo o chips 10 veces más veloces que los de silicio.

El directivo actual es un gestor de recursos escasos, que van del talento pasando por el dinero hasta las materias primas. Por ejemplo, ¿qué puede ocurrir con un Egipto inestable y el suministro de petróleo que pasa por el canal de Suez y por el oleoducto de Sumed (desde el mar Rojo al Mediterráneo)?, ¿y si esta inestabilidad política alcanza a los países realmente productores de petróleo y amenaza el paso del estrecho de Ormuz? Más vale que  estemos preparados, no sea que veamos el precio del barril a 150$ con lo que esto implica para la economía. Los conocimientos que los directivos deben de tener de sus mercados debe comprender un análisis mental y diario del clásico modelo de las 5 fuerzas de Porter, en el que el acceso a las materias primas / proveedores es una de las 5 fuerzas.

No hay nada más que ver la situación que se ha producido con las llamadas Tierras Raras cuando el gobierno chino anuncio a finales del 2010 limitaciones a su exportación, y estuvo a punto de producir un conflicto internacional con USA y Japón. China produce el 97% del Lantano en el mundo una de más de las tierras raras, como el Neodimio, el Samario, el Praseodimio o el Galio necesarios para la fabricación de determinados componentes de aerogeneradores, ordenadores portátiles, pantallas planas de televisión, iphones, baterías para los coches eléctricos, etc. El Departamento de Energía  de Estados Unidos publico en diciembre 2010 el informe Estrategia sobre Materiales Críticos (  http://www.pi.energy.gov/documents/cms_dec_17_full_web.pdf ) que analiza los riegos de la economía americana por la dependencia de determinadas materias primas (dysprosium, neodymium, terbium, europium y yttrium),   en la producción de energías limpias, que podría hacer incumplir el plan de Obama de que en el 2035 el 80 por ciento de la electricidad  consumida en USA provenga de fuentes de energía limpias.

Y que me dicen, entre otros, del Coltan (Columbita+Tantalita) utilizado  en telefonía móvil, fabricación de ordenadores, videojuegos, armas inteligentes, medicina (implantes), industria aeroespacial o en aparatos de levitación magnética, cuya explotación en África es sinónimo de conflicto bélico.

En definitiva las fuentes de energía y de materias primas determinan escenarios económicos que aunque creamos que están alejados de nuestros mercados de actuación nos pueden afectar en nuestra competitividad e incluso viabilidad por lo que es aconsejable prestar atención a los avances tecnológicos o movimientos geopolíticos que  pueden determinar que un nuevo material sea escaso o que uno en pleno uso pierda su eficacia.  Aunque a fin de cuentas, y si hacemos caso a Hollywood ( y obviamente a los científicos),  las próximas fuentes de energía y materiales las buscaremos en otros planetas, hace unos  30 años, Titanio, con Sean Connery en  Io una luna de Júpiter  y el año pasado, el unobtainium, con Avatar en Pandora.

Felipe Santiago

Tierras Raras, el Unobtainium y los Directivos

Post navigation


One thought on “Tierras Raras, el Unobtainium y los Directivos

Comments are closed.