Me acuerdo que en el IESE allá por los 90 me explicaron las bondades del apalancamiento financiero como modelo de crecimiento. Este modelo exprimido es el que ha llevado a que en 2010 solo 1 de cada 2 PYMEs obtuviese el crédito que solicitó. Antes con crédito fácil y barato el modelo de negocio no se miraba. Ahora aunque se mire ni se entiende, ni se fía, ni hay dinero. O ¿puede ser que la mayoría de los modelos de negocios de las PYMES ya no sirvan para los analistas de banca ni para la actual coyuntura?  

La realidad es que sin encontrar una solución a estas tres NI  nos va a ser imposible salir de la crisis. Es el círculo virtuoso que mantiene nuestro sistema y que permite que se creen negocios y empleo.    

Fuente Banco de España

 

 Si no se entiende el modelo de negocio o el mismo no es rentable y es de mera subsistencia es difícil captar la atención de inversionistas que permitan su puesta en marcha. Asimismo el emprendedor debe ser consciente de su aportación de valor al mercado en el que va operar. ¿Porque le van a comprar a él y no a otro y hasta cuándo?. Este es el primer paso para construir este círculo virtuoso, el generar un caldo de cultivo de ideas que permita generar nuevos modelos de negocio que sean sostenibles y rentables. Este primer paso abarca mas allá de los modelos tecnológicos, ya que estos, por si mismos, no solucionaran el desempleo que tenemos en España, ya que sus objetivos son la eliminación de la intervención humana en la cadena de valor. Un ejemplo, me centraría en desarrollar modelos de negocio en el sector turismo que son intensivos en contratación,  y que actualmente refleja de crecimiento interanual de sus ingresos del 4,6 %  

Si no se fía, se rompe una de las bases del sistema económico, la multiplicación de la masa monetaria y de la velocidad de circulación del dinero, puntos básicos para el crecimiento de la economía. Si no hay confianza en el mercado, ni en sus agentes este se para, nadie quiere intercambiar. Adicionalmente el tema se complica si la Inversión en bienes se reduce y el gasto público no es productivo, como es el caso actual. Los agentes, desde el gobierno al consumidor, pasando por empresas, sindicatos y medios de comunicación deben transmitir confianza, dejando de lado intereses personales. Vamos a poner en valor, lo bueno y no lo malo de nuestra economía, vamos aponer en valor lo que somos capaces de hacer y no lo que hicimos, haciéndolo haremos que se fíen de nosotros y daremos confianza en nuestros negocios.  

Fuente Banco de España

 

Si no hay dinero, liquidez, aunque las dos condiciones anteriores funcionen el círculo no se cierra.  Hay que solventar definitivamente el tema de solvencia de nuestro sistema financiero, cueste lo que cueste, mientras esto no ocurra no habrá liquidez. Si no hay liquidez no hay transacciones, y si no las hay no hay empleo. Mientras no se tenga credibilidad, las entidades financieras no conseguirán captar más recursos con los que dar liquidez al sistema, ya que los recursos que tienen los necesitan para financiarse ellos y cumplir sus requisitos y para financiar a las administraciones públicas. Para que drenar mas liquidez ayudando a determinadas entidades moribundas.  Hay que manejar los mecanismos que inyectan liquidez al mercado dejándolos libres y no encauzándolos hacia situaciones coyunturales que provienen de intereses políticos o de estatus quo.  

Si se cierra este círculo veremos que disminuirá el paro ya que  SE ENTIENDE, SE FIA Y HAY DINERO.  

Felipe Santiago

TRINI: Ni se entiende, Ni se fía, Ni hay dinero.

Post navigation